Aurun Night Trail 2015

Por fin, después de 2 años sin poder competir por una hernia lumbar, por fin, he podido volver a hacer una carrera y estrenarme en una trail, en la Aurun Night Trail de 10km por fin!

Durante estos 2 años se me ha pasado por la cabeza no volver a competir en triatlón como hacía antes. Los traumatólogos no eran muy positivos respecto a mi lesión, pero a base de entrenamiento y rehabilitar la lesión, por fin, aunque no haya sido un triatlón, he vuelto a competir… y me ha encantado!

El sábado cuando llegué al Castell de Castelldefels, donde se realizaba la carrera, noté de nuevo un cosquilleo en el estomago… una ilusión fuera de lo normal.. como un niño pequeño. Noté que de nuevo estaba donde quería estar, compitiendo.

Aurun4

Cuando empezamos la carrera fui un poco con cuidado para no notar molestia en la hernia, ya que me agobiaría y sabia que no correría a gusto. La mayoría de corredores empezaron muy fuertes, a ritmos de 4min/km, y yo pensaba, ¿pero esto qué es? Pero si son 10km y hay que subir 200m de montaña caminando 🙂

Llego ese momento, entre el kilómetro 3 y el 4, que era tan dura la subida que íbamos casi caminando. Al llegar a la cima, nos dieron agua, y ahí de nuevo ritmos de 4min/km más o menos.

Llegaron las bajadas, una pasada! Técnicamente no tenía ni idea de cómo correr, era mi primera vez, y sabia que el correr en bajada no era nada bueno para mi lesión. Durante unos segundos pensé, Albert, vigila la espalda… pero luego la emoción hizo que basase como podía y los ritmos eran por debajo de 3:50min/km.. otra locura para mi.

Al llegar al km 7, encontré de nuevo otro avituallamiento y sin parar, cogí agua, bebí un sorbo y pensé, Albert, solo 3km para llegar… vamos a darlo todo y su revientas, pues lo haces como más te gusta. 2 kilómetros medio llano medio subida en montaña y solo quedaría 1km medio llano/bajada. En este tramo iba acompañado de 2 corredores más, durante unos kilómetros estaban delante mío, pero mi orgullo quiso que apretara las dientes y les adelantara, entre un “vamos tíos” que salió de mi para animar… era una fiesta del deporte, no una competición.

Cuando quedaban pocos metros, se oía los gritos y aplausos del público que vino a animar, y yo sabía que ahí estaría mi mujer (embarazada) y mi hijo de 2 años y medio esperándome. Lo di todo, corrí 500metros a 3min/km (casi muero) pero cuando me faltaban 30 metros para llegar a meta, paso lo que llevaba soñando durante 35 años, llegar a meta con mi hijo en brazos. Cuando los vi, lo cogí corriendo, le dije, ¿Ares cariño, te gusta correr con el papa? Y me dijo, “que chulo papi”. Llegué entre lagrimas de emoción al arco de meta, sabiendo que mis sueños se habían cumplido, y sabiendo que he de cumplir muchos más.

Aurun 3

Si te propones conseguir algo, tienes muchas posibilidades de que se cumplan, muchas.