Psicología vs Coaching

Posiblemente dos de las palabras más pronunciadas en la actualidad y con una importancia enorme en nuestra calidad de vida emocional.

Actualmente estoy haciendo la carrera de psicoolgía y me he formado en coaching y en inteligencia emocional en la universidad. Quiero dar mi punto de vista sobre el miedo que tenemos a pronunciar el, voy a un psicólogo o hago coaching.

Vamos a ver una breve descripción de que es cada una y cual es su finalidad.

  • La psicología es la ciencia que trata la conducta y los procesos mentales de las personas. Si buscamos una fecha de su origen, nos deberíamos remontar a siglos antes de Cristo.

Trabaja conceptos como la percepción, la emoción, la motivación, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, el pensamiento, la personalidad, la conciencia, la inconsciencia etc.

  •  El coaching se desarrolló a lo largo de los años 70 en los Estados Unidos. Su principal impulsor fue Timothy Gallwey, que trabajaba en el ámbito del deporte y se dió cuenta que el peor enemigo para un deportista era su propia mente.

Según la Federación Internacional de Coaching:

El coaching profesional consiste en una relación profesional continua que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, la profesión, la empresa o negocios de las personas. A través del proceso del coaching, el cliente profundiza en sus conocimientos, aumentando su rendimiento y mejorando su calidad de vida.

La finalidad del coach seria la de:

  • Descubrir, aclarar i definir el que el cliente quiere conseguir.
  • Estimular el autoconocimiento del cliente.
  • Suscitar soluciones y estrategias generadas per el mismo cliente
  • Mantener en el cliente, una actitud responsable i consecuente.

Ahora ya sabemos que son las dos cosas, vamos a ver por que las vemos con ojos diferentes.

Vistos los dos enfoques, de donde provienen y que hace cada corriente, ¿por qué diferenciamos tanto una de la otra si son prácticamente iguales?

La finalidad de este post no es explicaros que es la psicología y el coaching y profundizar en ello, para eso tenemos a grandes profesionales del sector que lo podrían explicar mucho mejor que yo. Mi intención es preguntar, ¿por qué no nos gusta decir que vamos a un psicólogo, pero decimos tan abiertamente que hacemos coaching?

Creo que desde siempre, decir que vamos a un psicólogo es sinónimo de no estar bien, de estar locos, de estar enfermos… ¡si hasta se ha dicho que los psicólogos están locos! jeje.

En la actualidad decir que eres coach, o haces coaching parece que sea lo máximo en el sentido de la mejora de la calidad de vida emocional, cada vez hay mas cursos para poder catalogarte como coach y empezar a tratar a tus clientes/pacientes, pero quizá no desde un punto de vista de la ciencia de la psicología.

Posiblemente sean conceptos diferentes, el psicólogo te detecta un problema, lo relaciona con una patología y lo trata con las técnicas adecuadas en función del tipo de terapia que quiera realizar. El coach te escucha y te da las herramientas para que tu solo/sola llegues al objetivo marcado.

Sea como fuere, todo viene del mismo patrón, todo tiene un orígen. Por muchos prejuicios que haya, no debemos tener miedo a decir que vamos a un psicólogo en lugar y estar tremendamente orgullosos de decir que hacemos coaching… en los dos casos TE ESTAN AYUDANDO y eso NO ES MALO.

Pon un coach en tu vida y si aparte es psicólogo, ¡mejor!